Actualidad

Claudio Naranjo fue parte de una generación dorada del pensamiento y la acción que legó nuestro país al mundo, y ha significado un reconocimiento marcado sobre piedra que se construyó desde este lugar, apelando a la educación pública, laica y comprometida con un proyecto de modernización, a esta altura casi una utopía reformista.
Su aporte intelectual se basa en la inclaudicable idea del progreso de la humanidad desde el sur, invirtiendo los paradigmas del conocimiento y de prácticas sociales que significaron nociones novedosas y herramientas que ayudan en el cambio a miles de personas en todo el mundo.
Una gran pérdida.

Juventud y los indeseados

“Ahora vienen por mí, pero es demasiado tarde” Bertolt Brecht

Hay un juego mañoso, por no decir mentiroso, de ciertas autoridades que a la larga son una prueba de lo endeble que puede llegar a ser las audiencias cuando se les moldea desde el miedo. Hace algún tiempo se ha insistido con dos grupos que inciden centralmente, se dice, en los índices de delincuencia y violencia, cuestión que una gran falacia: la inmigración y la juventud. Ambos grupos tienen en común una suerte de condición de vulnerabilidad, son segmentos que debieran tener atención y asistencia especial de parte del estado.

Pero al mismo tiempo un uso recurrente, no solo en Chile, de estos grupos como chivo expiatorios para explicar fenómenos complejos, y centrar en ellos un miedo que es potenciado, además, por medios de comunicación y autoridades que centran una explicación fácil en estos segmentos de la población.

En esta jornada se ha avanzado un paso más, y en una suerte de gran circo de sombras, se ha apuntado en el infantojuvenil la lógica punitiva, con la falsa esperanza que hechos de diversa connotación, de desórdenes a delitos, se resuelva con mecanismos de control de dudosa e improbable efectividad.

Primero porque la incidencia real en el fenómeno de la delincuencia del grupo infantojuvenil no llega al 2,9 % del total de la población juvenil (entre 14 y 18 años) según informe del ministerio público  de 2018, y de este segmento de individuos está concentrado un aspecto particular que es la reincidencia. Según el anuario del mismo organismo, la participación infantojuvenil en el total de delitos ingresados al sistema judicial es cerca del 1%.

Segundo, porque respecto de los otros aspectos de orden público que se pretende controlar, y se ha insistido largamente para justificar los distintos mecanismos que municipios quieren contener y controlar: consumo de droga, alcohol, pendencia, microtráfico, existen ordenanzas especializadas, legislación e instrumentos legales que hacen inoficioso nuevos cuerpos legislativos, porque además en la mayoría de los municipios no hay capacidad para hacer cumplir restricciones como las que se ofrece implementar, estamos hablando de un nivel de control que raya en el fascismo, en que muchas conductas son observadas y reprimida por venir en este grupo, cuando es perfectamente abordable con los instrumentos que ya existen.

Por último, es alarmante el modo en cómo avanza una suerte de paranoia entorno a la alteridad, los grupos que son distintos, muchas veces los más vulnerables, que requieren una atención especial se transforman en quienes se les debe contener y controlar, parafraseando al poeta alemán Bertolt Brecht, no me importó mientras no se trató de mí, pero cuando ya era parte de los indeseados era demasiado tarde.

Sobre cuentas públicas y relatos de la élite

La élite en Chile despierta cada cierto tiempo preocupada del “porqué nos estamos yendo a la mierda”. En la cuenta pública de este fin de semana, el señor presidente, impostando un tono de estadista, se lamentó y nos advirtió,  que debíamos estar preparados para un futuro no tan brillante como el que vendió a principio de su mandato.

En estos momentos, múltiples análisis de los conceptos de la cuenta, concluyen que el punto de inflexión sin duda fue al que llaman “canto de sirena de las  movilizaciones estudiantiles de 2011”,  que llevó a un sector de partidos políticos a responder a los reclamos de ese entonces, levantando una agenda de reformas en sintonía con las exigencias.

Obviamente que tiene sentido para el relato de la élite que, el escuchar a la gente es un pecado para cualquier dirigente que se precie de responsable y que “para eso están las elecciones”, dirán, las que en cada periodo recogen la sensibilidad de la población. Sin embargo, hay un  olvido conveniente de la historia que muestra que los cambios que han significado sustanciales avances de las conquistas sociales en Chile tuvieron su origen en las movilizaciones sociales. Sin el reclamo de millones de habitantes del territorio, tal vez aún se estaría discutiendo la pertinencia del voto femenino, o de los derechos laborales, o incluso estar gobernados por una dictadura. De estas cosas trata la historia, por ejemplo, disciplina que es arrinconada en los colegios  y limitada a ser entendida como una sumatoria de efemérides y no como procesos.

Estamos entrando en un periodo en el que se pretende diluir los avances logrados en el reconocimiento de derechos sociales, se ha señalado que no se pueden sostener sin afectar los equilibrios macroeconómicos y nuevamente se justifica una supuesta dicotomía: o mejorar la distribución, y democratizar la sociedad, versus crecer, desarrollar y enriquecer a la élite, que de la opulencia de esta podremos mejorar las condiciones de la mayoría, por chorreo.

Sostenemos, a diferencia de lo que señalan los voceros del poder, que sólo cuando el pueblo se moviliza, es posible modificar las agendas en beneficio de  la mayoría y que para miles de familias el que se haya producido aquella irrupción de estudiantes ha sido el mejor avance en la lucha contra de la desigualdad social.

Claro, a pesar del deseo de la élite.

Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia

Las sociedades se enriquecen cuando conductas personales dejan de ser estigmatizadas, moralizadas y criminalizadas, y se incorporan como parte de un tipo de comportamiento “normal”.

Inmediatamente después del término de la dictadura, en la década de 1990, Chile vivió un proceso de apertura que lentamente comenzó a evidenciar otras orientaciones que han existido desde siempre con el ser humano, pero que por siglos fue señalado desde el ámbito de la moralidad y la ley como impropio.

Se ha avanzado sustancialmente en esto 30 años, pero aún queda mucho camino por recorrer, más cuando hay mucho prejuicio, y reaparecen grupos políticos y religiosos –de corte fundamentalista-, que buscan homogenizar las conductas humanas desde un canon donde lo binario y la  tradición debe ser la norma.

Por todo lo que se ha avanzado, y por lo mucho que queda por caminar hoy nos sumamos a la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, fecha que coincide con un momento significativo en la historia de esta lucha: el 17 de mayo de 1990 la OMS (Organización Mundial de la Salud) eliminó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales.

Identidad y conflicto del Estado Chileno: Huracán 1

Cuando las comunidades en conflicto denuncian que de parte del estado chileno existe una política de persecución, la referencia es a un esfuerzo concebido desde la ideología reaccionaria que sitúa la identidad nacional como única, que homogeniza las etnias al mito de la chilenidad y las reduce a folklore, al final todo aquello, más el orden social y económico neoliberal, dan como resultado que el poder judicial opere como un brazo del intento de criminalizar a las comunidades mapuche.
Lo de Operación Huracán es el ejemplo perfecto para situar lo que señalamos: un montaje policial de “inteligencia”, que involucró a carabineros, fiscalía, y el gobierno de turno, representado por el subsecretario del interior de aquel momento. 
¿Cuándo saldrán los personeros envueltos en esa trama de mentiras, o las autoridades que representan al estado chileno, a reconocer que lo único que los mueves es ver reducidos a su mínima expresión a las comunidades mapuche?

3 de mayo Día Mundial de la Libertad de Prensa

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, creemos urgente hacer notar que este es parte de la noción más amplia denominada “Derecho a la Comunicación” que es la protección y el aseguramiento a todas las personas al acceso en condiciones de igualdad material a la información y al conocimiento sin someterse a las leyes del mercado permitiendo la libre expresión de la ciudadanía.
Hoy en el mundo hay una creciente presión de los poderes fácticos, la élite y los estados para limitar este derecho, siendo la limitación de la libertad de prensa uno de los mecanismos para restringir el derecho a la comunicación. 
Chile no escapa de esta tendencia, que se expresa, entre otros elementos, en la concentración de medios y la homogeneidad de versiones de la información, la precarización del trabajador de la comunicación, la censura informativa de los dueños de medios, y formas de invisibilización de conflictos sociales y de luchadores locales.

2 de mayo Fundación Sol

Fundación Sol ha establecido en una investigación aparecida este jueves que 3 de 4 trabajadores gana menos de $ 500.000 líquidos al mes, inclusive que el 54,3 % recibe un estipendio menor de $ 350.000.

Los bajos salarios de Chile: Algo que no se puede tolerar en una sociedad es que las personas que trabajen asalariadamente a tiempo completo estén en situación de pobreza y eso está pasando actualmente en Chile: hoy 6 de cada 10 personas que trabajan en jornada completa no tienen un sueldo que le permita sacar a una familia promedio de cuatro personas de la pobreza. Conoce más en esta nota sobre nuestro más reciente estudio “Los bajos salarios de Chile” (vía Fundación Sol) http://bit.ly/2IVLvMK

30 de abril

Lo de Venezuela es una tragedia, ¿quién lo puede dudar?
Una diáspora que parece difícil reducir al binomio buenos/malos; justos/injustos; revolución/reacción, por lo tanto, con una complejidad que requiere detención y empatía de todos los habitantes del continente. 
Sin perder este último punto de vista, estamos en presencia, en el territorio bolivariano, de la reproducción de una historia que conocimos en este lado del continente, y las consecuencias siempre serán impredecibles.
Para crisis como la de Venezuela hay dos caminos, parafraseando a Carl von Clausewitz: “La guerra es la continuación de la política por otros medios”; o, “La política es la continuación de la guerra por otros medios”. Las dos variantes tienen procesos y desenlaces disímiles. En una el costo humano y material es incalculable, donde generalmente hay al final un derrotado absoluto de uno de los bandos. En cambio, en la opción política siempre hay posibilidades de salidas en que los costos humanos y materiales se circunscriben a la vehemencia de agentes de ambos lados, claro, esto que decimos parece de sentido común, pero en aquel conflicto hay un actor relevante que juega en favor de la guerra: EE. UU.
La participación de la decadente potencia del norte es el motivo de que una parte del conflicto se vea empujado a la beligerancia, la violencia desatada, la falta de diálogo y entendimiento.
Los antecedentes de otras asonadas donde Estados Unidos ha tenido participación directa (financiamiento, logística, instrucción, armamento, sabotaje), son que nunca juega de modo neutral, que siempre está buscando un equilibrio geopolítico que esté a su favor, y también, cómo no, sus intereses comerciales.
Creemos que hay que redoblar los esfuerzos para que se logre una salida política, que se acaben los intentos de golpes de estado, que salga EE. UU. de la ecuación, que entren actores que aseguren el dialogo, y que todos los “vecinos” que actúan como títeres se transformen en acompañantes de buena voluntad, de otro modo la historia se repetirá.

Nuevamente Venezuela es empujada a la violencia militarista.

26 de abril.

«¿Qué cree usted que es un artista? ¿Un imbécil que sólo tiene ojos si es pintor, oídos si es músico o una lira que ocupa todo su corazón si es poeta? Bien al contrario, es un ser político, constantemente consciente de los acontecimientos estremecedores, airados o afortunados a los que responde de todas maneras. No, la pintura no se hace para decorar pisos» (Pablo Picasso)

Hoy 26 de abril, pero de 1937 comienza el bombardeo de Guernica (Operación Rügen) fue un ataque aéreo realizado sobre esta localidad española, en el contexto de la guerra civil por parte de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, quienes apoyaban a los sublevados fascistas en contra del gobierno de la Segunda República Española. Se estima que en esta operación fallecieron cerca de 300 personas.

Cambio climático: el implacable aumento de la temperatura en Chile

Los pueblos cargan con la historia que les coloca las circunstancias, aunque hay mucho del peso de las decisiones de los líderes en su devenir.

Esta mañana nos enteramos del suicidio del expresidente Alan García (esos guiños de nuestro continente, hoy recordamos la muerte de Gabriel García Márquez, que con el primero solo compartía el apellido, una especie de heteronimia de los muchos que circulan en nuestra patria grande), y con su muerte también fenece un sueño progresista y reformista que hizo camino en el siglo XX, y que como ha sucedido en muchos lugares, con el nuevo siglo se convirtió en la distopía neoliberal.

TPP-11 y sus efectos concretos en la vida de los habitantes de Chile