Adolfo Pérez Esquivel, los DDHH y los nuevos desafíos de defensa de la sociedad democrática

por Hugo Catalán Flores

En estos días de agitación y revuelta, nos encontramos en Santiago con el defensor de los derechos humanos Adolfo Pérez Esquivel, argentino de nacionalidad latinoamericana que en 1980 ganó el premio Nobel de la Paz en el marco de la denuncia y promoción de derechos de miles de perseguidos por media docena de dictaduras que asolaban al continente.

De esa experiencia logró entender que aquellos gobiernos de facto fueron un mecanismo más o menos estandarizado, que buscaron contener y eliminar distintas experiencias reformistas o revolucionarias por cambiar la historia de explotación en los países del centro y sur de América, mecanismo ampliamente documentado en la ideología de “Doctrina de Seguridad Nacional” que emanó de las academias militares de EEUU, y que irradió en los técnicos de la guerra que asumieron como enemigos a sus pueblos.

Han pasado los años, décadas incluso, procesos de modernización globalizadora impulsada por la ideología neoliberal, que relató un mundo de oportunidades, exclamaciones de la tecnocracia política y la élite de por medio, pero que en las fibras internas de la población fue acumulando frustración y dolor, que en los últimos tiempos ha desembocado en manifestaciones y revueltas de hastío en contra el sistema en distintos lugares del continente.

Y de pronto, cuando se pensaba que el tiempo de la violencia sistemática y masiva de derechos humanos había sido el arma para contrarrestar a los “enemigos internos”, nos encontramos nuevamente ante la presencia de militares en las calles, junto con esa otra policía militar: FFEE de carabineros, que habitualmente impone su poder de fuego en cada manifestación, o en la resistencia en el wallmapu.

De estas cosas habló Pérez Equivel, ya de 87 años, pero con la misma fuerza de hace casi medio siglo, bregando por el respeto del derechos de los manifestante por expresar su profundo descontento y rechazo a un sistema opresivo, y él sabe de lo que habla, y sabe también del modo en que el poder de la élite usa la fuerza del estado, sus agentes, para controlar el orden.

Ahora el contexto es otro, ya no se habla abiertamente de “Doctrina de Seguridad Nacional”, de hecho los líderes y voceros de las élites son capaces de apropiarse del lenguaje y algunos conceptos del sistema internacional de DDHH. Se usa orden público, control de la delincuencia, estado de derecho y constitución, todas nociones que para el poder adquieren un sentido vinculante que resiste cualquier acción de disidencia o resistencia.

El neoliberalismo es la nueva doctrina. Es el modelo con el que se mide la eficiencia de una sociedad, y la falta de productividad desde el momento en que no existe por actos de desobediencia debe ser reprimida.

Lo que sí se mantiene inalterable es el papel de los agentes del estado, policías antidisturbios, militares y detectives, en algunos casos agentes públicos administrativos, que son el escudo para contener la oposición y rechazo al neoliberalismo, que es lo mismo que está en el ADN de las élites tanto de las fuerzas que reprimen, la conciencia de los que quieren mantener inalterable su poder, sino cómo se explica que ante una ola de rechazo y resistencia el gobierno no titubee en llamar a las FFAA a la calle a controlar la protesta, manifestaciones que en más de un siglo han sido reprimidas del mismo modo. Adolfo Pérez Esquivel nos advierte que la lucha por la democracia puede ser subversiva para el orden oficial, y que se debe avanzar en construir un nuevo orden democrático que coloque al ser humano al centro, y que en ese sentido la reivindicación por una nueva constitución le parece más que razonable, más cuando a nivel planetario nos debemos dar una oportunidad por construir una sociedad responsable con el medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s