Notas sobre las mujeres por la memoria y la vida: agrupación de la comuna de Santiago

«La relación entre memoria y género se articula necesariamente con la noción de identidad. Es a través de determinadas prácticas de memoria que nos damos sentido a nosotras mismas como sujetos sociales, y que construimos sentidos de pertenencia y diferencia». Pipper y Troncoso, Género y memoria: articulaciones críticas y feministas.

El Barrio Brasil/Yungay corresponde al sector norponiente de la comuna de Santiago, lugar generoso en historias y reconocido por su carácter patrimonial. Constantemente, en las menciones públicas del barrio, se hace referencia a las familias aristócratas de siglos pasados, hablando nostálgicamente de sus lujos y grandes casonas; se recuerda la Plaza del Roto Chileno y las batallas militares, o también se escucha sobre su ahora dominante sello bohemio y gastronómico.

Sin embargo, para las personas y organizaciones que habitamos el sector, este territorio es mucho más que lo oficialmente dicho. Es más en su acervo social y político, y es más en las proyecciones de buena vida, diversidad y respeto que construimos a diario.

Desde la inquietud y los sueños, nuestra organización nace como un grupo de mujeres diversas, pluralistas, democráticas, luchadoras, con conciencia de clase y género, ocupadas del quehacer de mujeres para propiciar transformaciones desde nosotras en el momento histórico que nos conecta con otras hacia otras expresiones. Nos mueve invitar a la autovaloración y reconocimiento de nuestro género como un elemento central en la construcción de una sociedad más justa, equitativa, solidaria e igualitaria en derechos y deberes.

Nosotras como tejedoras de una red de solidaridad, invitamos a trabajar la memoria como manifestación transversal en nuestras vidas y en defensa de los derechos humanos. Intentamos construir develando, rescatando, visibilizando, apelando a la historia no oficial que recorre nuestros barrios, la que nos ha sido negada para enseñarnos a olvidar. Nosotras apostamos por recordar para que nunca más se cometan crímenes por pensar distinto. Nuestra motivación: el respeto a las ideas, el fomento a la creatividad, la recuperación de los espacios comunes para la comunidad.

Nos reconocemos herederas de las luchas emprendidas por la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, de las batallas dadas por mujeres anónimas por la emancipación de nuestro género y de la valentía de tantos que lucharon en contra de la violencia sistemática ejercida por la dictadura militar chilena.

Rescatamos nuestra identidad local reconociéndonos como parte activa y viva del patrimonio intangible y cultural, considerando inclusive una construcción conjunta de una idea nueva de patrimonio, apelando a las manifestaciones culturales por sobre las arquitectónicas del barrio, visibilizando espacios que muestran y construyen nuestra realidad.

Aspiramos a poner en valor la memoria histórica a través del estudio de la historia reciente de nuestro país, reconociéndonos como sujetos sociales capaces de interpretar nuestro presente, dialogar con nuestro pasado y proyectarnos hacia un futuro donde todos tengamos cabida y participación real desde nuestras propias experiencias, ya sean particulares o colectivas.

¿Por qué memoria?

La agrupación Mujeres por la Memoria y la Vida surge el año 2015 en el seno del Barrio Brasil/Yungay, reuniendo a un conjunto de vecinas —adultas y niñas— motivadas en trabajar por los derechos humanos, donde el interés inicial fue recuperar memorias locales de la historia reciente del país, vinculadas a hitos presentes en el territorio.

Nuestros primeros pasos, dados de manera muy intuitiva, fueron compartir y poner a disposición del colectivo las memorias de cada una, identificando nombres, lugares y fechas, pero también expresando las emociones y simbolismos asociados a nuestras experiencias.

Este ejercicio, recurrente en las reuniones del grupo hasta el día de hoy, es una decisión consciente por mantener y recordar hechos que dotan de sentido nuestro quehacer actual, de esta forma —sencilla y profunda— resistimos a su abandono y olvido, y buscamos la manera de volver a significarlos en nuestras vidas y en el territorio. Nos interesa la memoria con el propósito de tomar lecciones y aprender de las experiencias violentas y traumáticas, siendo capaces de proyectarlas como acciones de prevención y justicia.

¿Por qué vida?

Para nuestra agrupación entender la memoria solo como un ejercicio repetitivo que se restringe al pasado, limita su potencial creativo y liberador; al contrario, nos gusta comprender el valor de la memoria y el recuerdo desde el sentido de servicio y aporte que presta a las generaciones actuales y futuras.

Esta mirada se centra en el convencimiento que vivir de otra forma es posible, que las experiencias cotidianas son y deben ser espacios de realización personal y colectivo, donde mejorar el día a día es una opción real que debemos tomar, incluso desde lo más inmediato: el barrio.

También pensamos en la vida cuando recordamos los riesgos y costos que muchas personas, conocidas y anónimas, asumieron al resistir la dictadura, al defender los derechos humanos y buscar una sociedad más democrática. Sus experiencias nos inspiran desde la valentía y el compromiso, nos movilizan para reconocer y articularnos en las «nuevas» causas de derechos humanos.

La lucha en contra de la dictadura tuvo como motor hacer prevalecer la vida, motivación que queremos persista en nuestro colectivo.

¿Por qué feminismo?

A poco andar en la agrupación, las conversaciones fueron cruzándose por nuestros temas cotidianos, surgieron pasados familiares, preocupaciones laborales, tareas domésticas, proyectos personales varias veces interrumpidos por barreras culturales difíciles de sortear. Así, en la búsqueda de memorias del barrio, nos topamos de frente y directo con nuestras propias memorias.

En este escenario, nos dimos el tiempo para hacer una lectura de la autonomía personal, desde la memoria y desde el género. Identificamos y compartimos recuerdos que nos parecían significativos en términos de la capacidad de decidir y de ocupar espacios públicos. Como muchos colectivos, problematizamos las prioridades del género o la clase, arribando a la mirada interseccional que nos permite reconocernos en nuestras complejidades, en las diferentes discriminaciones que nos oprimen, además de hacer evidente que este es el punto de partida para establecer articulaciones sociales de mayor solidez y alcance.

Dichos procesos, personales y colectivos, se dieron sobre el telón del movimiento feminista, contexto que completó el círculo para reconocernos como una organización feminista, que entiende la promoción de los derechos humanos intrínsecamente ligada a la necesidad de eliminar todas las formas de discriminación y violencias que subordinan a las mujeres.

¿Qué hacemos?

Como organización nos ordenamos en tres líneas de acción: a) memoria y territorio, b) memoria y género y c) articulaciones.

Memoria y territorio

  • Mapeos participativos para reconocer hitos de derechos humanos.
  • Romería barrial para el 11 de septiembre, recorriendo lugares de derechos humanos en el barrio (2015 – 2018).
  • Levantamiento de sitios de memoria: calle Romero, entre Esperanza y Libertad.
  • Sistematización de relatos sobre los hitos de memoria del barrio.

Memoria y género

  • Campaña de prevención de violencia de género.
  • Actividades territoriales para el 08 de marzo y 25 de noviembre.

Articulaciones

  • Integrante de la Coordinadora de organizaciones de derechos humanos y sociales
  • Integrante de la Coordinadora 8 de marzo.
  • Integrante Coordinadora transversal de mujeres organizadas.
  • Integrante Coordinadora 19 de diciembre, Día nacional contra el femicidio.

Proyecciones

  • Nos interesa mantener y fortalecer la conexión cotidiana con los intereses de vecinos y vecinas, saber leer al barrio y a su comunidad.
  • Mantener el trabajo en derechos humanos e historia reciente, consolidando la romería del 11 de septiembre como una actividad reconocida por la comunidad y a nivel regional.
  • Levantar, construir y mantener nuevos sitios de memoria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s